Muros de cartón.

Beep Beep Boop…

Soy muy consciente de que un blog  solía ser una ventana al ombligo de su creador, que por lo general nadie le ha pedido.  Creado para regalarnos con los episodios gratuitos de su vida estupenda. Sin embargo, en estos últimos años, suelen ser juguetitos de la industria, que se camufla de niña mona para vender ropitas, cositas cuquis, y todo lo que tanto necesita Caperucita, a ver si de una vez el lerdo del lobo enseña algo de diente, que se pasa el día dándole a la Playstation.

Aquí también tenemos un propósito. Pero no os lo vamos a revelar por ahora.

A todos nos gusta la idea de un viaje. El que más y el que menos se ha beneficiado a estas alturas de la asequibilidad del rosario de ciudades Ryanair todo lo que buenamente ha podido.

Las Low Cost nos han permitido a todos los pelagatos jugar un poco a la jet set de vacaciones de finde, hacer las maletas como la niña del exorcista, lucir nuestros trapillos en las selfies y dar la traca en el Facebook por los siglos de los siglos. Y pese a algún dramilla inevitable que pueda aflorar al tercer Gintonic, solemos pasárnoslo pipa. Cuñados incluidos.

Un avance. Sin reservas.

Solemos traernos un sinfín de anécdotas que nos vienen de perlas a la hora del café, y para mantener contenido al ´y yo más´ de turno, que nos traía fritos con lo de Tailandia. y todos nos sentimos por ello un poco más realizados. Como más vividos. Mejores.

El caso es que en esos tiempos extraños que tenemos encima, en los cuales parece haber un  interés notorio por forzar una  regresión a tiempos más parroquiales, nuestras modestas frivolidades que tanto esfuerzo nos cuestan, están como un poco amenazadas por este clima  de pastiche rancio que huele un poco a maricastaña y a religiones y a señoritos nostálgicos. Y sobre todo , a nosotros y vosotros. A división. A fútbolismo. Y también a chistes de un inglés, un francés, un gallego y un chino.

A muros.

 

A muros de bloques hechos con cajas de cartón, que los periódicos y las teles y el supermercado del internet apuntalan cada día con sus verdades poquitas y medias verdades muchas y alguna trola gorda. Pero gorda gorda como el vecino del tercero, que si lo vemos entrar en el portal nos hacemos los remolones en el descansillo para que no nos avasalle en el ascensor el tío hiperglúcido.

Las películas de malos y buenos, son por lo general, películas.  La realidad es más prosaica. Humilde. Aburrida. Con padres que llevan a sus pibes al colegio, un compi de trabajo algo pesadito y el famoso clikiclikicliki  del coche del padre de Mafalda. Aquí y en la cochinchina.

Ni por llevar turbante nos deja de preocupar nuestra niña, que nos trae un catarro de órdago, ni por ser del hemisferio norte nos hemos impregnado de la ciencia infusa, ni por levantar más el puño  traemos necesariamente un mundo nuevo en nuestros corazones.

La verdad de nuestros días, es como un cuadro hecho con pinceladas de las verdades según  otros. Que nos lo van contando. Con sus colores, sus matices y algún que otro borrón naranja.

Y para contribuir a descubrir la realidad entre tanto narrador , pintor y maquetista, necesitamos esas experiencias de primera mano. Más que nunca.

El mundo que se acerca se intuye más cargante , volviendo a dar la vara con esas fronteras modernas  de romanticones bobos y de esas naciones  inventadas en el siglo XIX para jugar a los imperios y a los mariscales de campo. Esa mentalidad de anticuario victoriano, que se inventa héroes y magnas estirpes y trapallada sin rigor, de la de colacao y pa la cama.

Siempre nosotros y ellos.

En pleno desandar que nos encontramos, en esos dos pasos atrás después del paso adelante que se avecinan, tenemos, sin demora, que empezar a entender en que consiste el nosotros para saber si en realidad existe el ellos.

Y ya os he dado la primera pista.

AN. Londres. Marzo 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s